18Dic/16

Su imaginación es el mejor juguete

Una nueva navidad llama a nuestras puertas. Una época en la que toca elegir regalos para los pequeños de la casa y lo sabes porque en las grandes superficies, de repente, han llenado sus estanterías con juguetes muy vistosos para poder cumplir con nuestros deberes navideños, pero que suelen acabar arrinconados tras la ilusión del primer momento.

Sin embargo, en el Castillo de Lulavai entendemos que los peques tienen por delante una buena cantidad de tiempo libre y lo que quieren es jugar y jugar y divertirse a la vez. Por ello, y para ellos, hemos pensado en juegos que les permitan dar rienda suelta a su imaginación, para que se diviertan pero que ejerciten su mente y su cuerpo. Sí, que aprendan jugando y de una forma divertida a relacionar y razonar con puzzles (rompecabezas), a imaginar y tener precisión con juegos de construcción y juegos de dibujo, a descubrir el mundo que hay entre las tapas de un libro. En definitiva, a saber lo bien que se siente uno (generando autoestima) cuando ha sido capaz, con ayuda primero y luego por si mismo, de hacer un puzzle, una casa, colorear una plantilla,…

Vosotros, los padres, los abuelos, los tíos, los hermanos,… Todos sois y somos parte de su educación y cuando penséis en juguetes para ellos es importante que recordéis que existen juegos educativos que ayudan a fomentar sus habilidades de forma divertida. Tampoco os olvidéis de la magia de la lectura, la piedra angular para poder expresar nuestos sentimientos.

Desde Castillo de Lulavai os deseamos unas felices fiestas de Navidad y a los más peques unas vacaciones divertidas: imaginando, creando y descubriendo.

Recuerda, su imaginación es el mejor juguete que tienen ¡Actívala! y no solo en Navidades.

Castillo de Lulavai

14Mar/16

¿De qué COLOR es un BESO?

En Castillo de Lulavai podéis encontrar una variada selección de literatura infantil y juvenil. Hoy os presentamos uno muy especial ...

¿De qué COLOR es un BESO?

A Minimoni le encanta pintar mil cosas de colores: mariquitas rojas, cielos azules, plátanos amarillos... pero nunca ha pintado un beso. ¿De qué color será? ¿Rojo como una deliciosa salsa de tomate? No, porque también es el color de cuando estás enfadado... ¿Será verde como los cocodrilos, que siempre le han parecido tan simpáticos? Imposible, porque es el color de las verduras y ¡no le gusta comérselas! ¿Cómo podría averiguar de qué color es un beso?

¿De qué COLOR es un BESO?